Calma tu cuerpo y mente

Casi todos experimentamos estrés, ya sea en grande o pequeña escala. Es normal sentirse abrumado, pero es muy importante aprender a controlar ese agobio o estrés.


Para mucha gente, para que un día sea provechoso tiene que estar constantemente haciendo algo productivo, para mí es casi imposible dedicar un día entero a no hacer nada. Es importante tener desafíos en nuestras vidas que mantengan nuestras ganas de hacer cosas y ser productivos, pero creo firmemente que es importante, de igual manera, priorizar el descanso y el cuidado personal. Es totalmente productivo tomarse un tiempo para uno mismo para descansar y reducir esa adrenalina constante.


La clave (aunque es muy difícil) es encontrar el equilibrio. El equilibrio entre desafiarte a ti mismo a trabajar duro y saber cuando tu cuerpo necesita espacio para descansar y recargar energías. Y este equilibrio es muy importante para manejar el estrés y ansiedad, e incluso evitar el agotamiento.


Mi forma favorita de crear este equilibrio es reservar tiempo en mi día para calmar mi cuerpo y mente, y hacer cosas que me prioricen, me gusten y no tengan ningún resultado que la mejora personal interna. Estos incluyen:

  • Meditar, estirar o hacer yoga

  • Hacer ejercicio y salir a caminar

  • Me encanta mi tiempo de cuidado del rostro, un tiempo para mí, sin prisas. Fan del skincare!

  • Cocinar, lo adoro y me relaja

  • Leer. Durante mi tiempo en el hospital fue mi vía de escape para evadirme de mi situación y olvidar por un momento donde estaba.

Estos hábitos me permiten desconectar de mis constantes pensamiento y alejar mi mente y cuerpo de un estado ansioso.


Como mucha gente, es algo que intento mejorar día a día; para nada estoy en la situación ideal de equilibrio. Es un proceso difícil, el aprender a calmarte y relajarte.


Os animo a que os toméis un tiempo para calmar vuestra mente y priorizaros hoy. Aunque sea por solo 10 minutos o por una hora, pero haz algo por TI.