Qué me hace sentir bien

Quería enseñar 5 cosas que hago actualmente día a día que me hacen sentir bien. Con todos los retos que llegan cada año, me he centrado en una rutina que me ayuda a ser mi mejor versión tanto física como mental.


Al comienzo del año, me hice la promesa de ser yo misma, mi versión más auténtica y no compararme con otras personas. Estos cinco herramientas me ayudan a mantenerme centrada y conectada a la tierra, en el presente y lo que tengo y me hacen sentir lo mejor posible todos los días.


  • PRACTICA GRATITUD TODOS LOS DÍAS

Mi rutina de mañana lo es todo para mí y ¡lo digo muy en serio! Recientemente he empezado a tener unas mañanas tranquilas, preparo mis desayunos sin prisas y me lo tomo con calma. Nada más acabo de desayunar escribo o digo en mi mente tres cosas por las que estoy agradecida. Solo cuesta 5 minutos y siempre me pone en un estado mental positivo.



  • MUEVE TU CUERPO

Mover el cuerpo de la forma que más te apetezca, como puede ser salir a caminar, pilates, yoga o ir al gimnasio. Me encanta ser una persona activa. He encontrado una pasión por la fuerza como mi ejercicio del día. Adoro coger peso porque me hace sentir fuerte, después de unos años sintiéndome débil y frágil. Levantando peso me motivo a comer más para poder mejorar mi rendimiento. Al final, algunos días entreno más duro, otros días soy más suave, solo me aseguro de moverme todos los días.


  • NO ESTÉS TANTO CON EL MÓVIL

Intenta dejar el móvil en momentos estratégicos que te beneficiarán. Nunca miro el móvil nada más levantarme, lo suelo mirar cuando ya he acabado de desayunar. Siento que hacer deporte, desayunar y ya luego mirar el móvil, me ayuda a empezar mejor el día.


Tampoco lo miro por la noche, prefiero acabar el día leyendo, sin mirar pantallas. Eso sí, miro un poco YouTube o una serie y luego siempre leo unos 30 minutos antes de irme a dormir, ya que me ayuda a desconectar y relajarme.


  • NUTRE TU CUERPO

Durante varios años me privé de la comida, nunca me dejaba comer aquello que consideraba que me haría ganar peso o que consideraba "malo", hasta tal punto que no le daba prácticamente nada a mi cuerpo. Me gusta comer sano porque me hace sentir bien, pero eso no significa que no pueda ir al cine y comer palomitas o comer chocolate cuando me apetezca.


Es algo que estoy intentando mejorar día a día porque esos pensamientos están muy interiorizados. Por lo menos, ahora puedo ir a un restaurante sin sentirme estresada como antes. Estoy en el camino de encontrar esa paz con la comida, disfrutar de ella y verla como el fuel que ayuda a mi cuerpo a estar contento, activo, con energía y feliz.




  • ESTAR PRESENTE EN EL MOMENTO

Este es un hábito que estoy intentando mejorar. No pensar tanto en el futuro, en qué pasará o cómo conseguiré las cosas, y enfocarme más en mi vida ahora mismo. Tiendo mucho a imaginar cómo serían las cosas, que entro en un bucle que no me permite hacer cosas ahora para conseguir esos objetivos.


Aprender a disfrutar donde estás ahora y disfrutar de todos los momentos sin preocuparte por un tiempo pasado o futuro.




¡Todas estas prácticas diarias tienen el poder de mejorar tu claridad mental, permitiéndote encontrarte a ti misma!